La neurociencia: más cercana a la educación internacional que a la tradicional

La educación se encuentra en constante evolución. Hoy en día, los avances científicos avalan los progresos que se están dando en el campo educativo para poder crear una experiencia educativa más respetuosa con los alumnos y más satisfactoria. Asociar aprender con el estrés o el fracaso es algo que la ciencia está intentando eliminar creando nuevos métodos y herramientas para el aula. Con ello, se pretende personalizar la educación en función de las necesidades del alumno. Es una postura que la educación internacional siempre ha defendido.

El aprendizaje a nivel de funcionamiento del cerebro es uno de los procesos mentales más amplios que hay. Porque cualquier aprendizaje no reside en una zona concreta del cerebro sino que se basa en la conectividad de las neuronas, en nuevas conexiones o en el reforzamiento de conexiones ya existentes. A nivel funcional hay una zona donde reside más el pensamiento lógico, la creatividad, el pensamiento abstracto, la toma de decisiones, las emociones, la memoria.

La función ejecutiva se encuentra en el pre-frontal. Las cosas que uno piensa se ejecutan mediante esa parte del cerebro. Eso significa toda la parte racional del cerebro y toda la parte emocional. Esa función ejecutiva tiene tres partes:

  1. Concentración
  2. Control de impulsos
  3. Memoria a corto plazo

Esa función ejecutiva si la vemos como un motor y la gasolina que equivaldría a los neurotransmisores. Para que este motor funcione bien es necesario tener bien los sistemas que se encargan de la emoción. Se encuentran en una región del cerebro que se llama amigdala que lo que hace es potenciar que la función ejecutiva esté correctamente activa. Por eso cuando algo nos gusta o algo nos emociona, somos capaces de estar concentrado, controlar impulsos, aprender mejor. Y dentro de esa emoción está la motivación. Todo eso activa unos elementos en la cabeza que, en definitiva, mejoran la función ejecutiva.

Pero el aprendizaje se basa en conectar, cuantas más áreas sea posible del cerebro. Un aprendizaje que consigue movilizar emociones, raciocinio, toma de decisiones, memoria a largo plazo, quedará mucho más consolidado, y, además, será mucho más fácil recuperarlo de forma voluntaria y consciente y de aplicarlo correctamente a situaciones nuevas.

Esto es especialmente importante tanto en la infancia como en la adolescencia que es cuando se están formando más conexiones nuevas dentro del cerebro.

La LOMCE adelanta objetivos que no corresponden a la edad madurativa de los alumnos

Realmente cada edad, tiene un período sensible. Hay que educar teniendo en cuenta esos márgenes del período sensible pero lo que no podemos es quemar etapas o adelantar que van a llegar por su propio peso.

¿Qué hacemos cuando ponemos por ley obligar a todos los niños a leer con 5 ó 6 años y adelantamos objetivos? Lo que se produce es empezar a hacer daño a su amígdala, a su autoestima. Ellos creen que no son capaces de hacerlo pero porque no tienen esos motores activos. Adelantar objetivos no se gana nada.

Para superar las reválidas se somete a un gran estrés a los alumnos

Forzar lo que hace es que el cerebro asocie aprendizaje con malestar, estrés y otros aspectos emocionales negativos, lo que va a implicar después una menor capacidad de utilizar estos aprendizajes y de poder utilizarlos en el contexto adecuado.

El gran problema del estrés cuando es crónico es que altera el patrón de conexiones neurales. Cuando esto sucede d forma continuada desde los seis lo que produce es que ese cerebro tampoco va a ser capaz de gestionar correctamente sus emociones, menos capaz de gestionar su propia memoria y menos capaz de tomar la decisión acertada. Se crean adolescentes que cuando crezcan tendrán problemas de autogestión.

¿Qué formas de enseñanza favorecen aprendizajes efímeros y cuáles aprendizajes permanentes?

Un aprendizaje que incluya aspectos de motivación y de emoción y sobretodo de placer, va a ser un aprendizaje que va a quedar muy bien implantado en el cerebro porque formará parte de nuestra esencia más básica. Un aprendizaje permanente es aquel que nos emociona, nos gusta y que tiene significado en nuestra vida.

Los profesores están invitados a crear nuevos contextos de aprendizaje donde las aulas como espacios cuadrados, con niños sentados en sus sillas va a desaparecer. Queda mucho por hacer.

¿Cómo es una situación ideal de aprendizaje?

Siempre hay que confiar en la capacidad que tiene el maestro de hacer suyo el espacio educativo: el aula y los estudiantes. Y es con la complicidad de ellos que se puede llegar hasta donde se quiera.

Existen muchos profesores que han cambiado la forma de enseñar en colegios enteros. Son personas que creen en la educación y quieren generar esa transformación. Es necesario potenciar esos profesores, cuidarlos y ofrecerles un apoyo científico. Esos métodos alternativos tienen mucho más que ver con la ciencia que aquellos que están abocados al fracaso. Otro tipo de aprendizaje es posible

Tutor Asap apoya la iniciativa por una nueva ley de educación respetuosa con los derechos de los menores nacida del diálogo político y social.

Comments